Noche de euforia en Style Wars BA, la batalla del instant couture. El team ganador: Copete

Música a todo volumen, dj en vivo, diseñadores que tiran pintura sobre tela, engrampan telas para construir una pollera, recortan remeras fluo para armar un vestido calado, envuelven modelos con papel film, usan flecos como un velo, una panera como casquette, hasta bolsas de basura como vestido punky y una peluca con guirnaldas navideñas, todo eso pasó el viernes pasado en la primera edición de Style Wars BA, el evento de moda que tuvo lugar en Crobar. De la misma manera en que se desarrollan las batallas de djs y MC’s, ahora el mundillo fashion tiene su batalla. Y tuvo un espíritu muy rocker.Los anfitriones fueron los diseñadores neoyorkinos Mary Jo Diehl y Roman Milisic, responsables de la marca House of Diehl y creadores de Style Wars, un duelo de diseñadores que que ya está en su tercera gira mundial (ya se hizo en Miami, Chicago, Londres, Hong Kong, etc). Ellos abrieron el evento, después de un cocktail vip, con la primera performance: armaron en vivo un vestido gótico glam con un miriñaque minifalda hecho con paraguas desarmados y una boa de plumas: sencillamente genial, y no quiero ganar enemigos pero fue el mejor outfit de la fecha.El evento contó con la conducción (y traducción) de Ale Lacroix (fue también parte de la organización, con su productora Zuma). El jurado estuvo integrado por un Rogelio Polesello genial, con las palabras justas, Lorena Cericioli (nadie entendió cuál era su postura), Ricky Sarkany en el papel del malo de la película (buuuuuu) y un demagógico Benito Fernández (te bancamos, Benito, porque en definitiva todo era un show).Todo esto forma parte de una movida de Instant Couture que desarrolla el team House of Diehl. Ellos definen Style Wars como una nueva forma de arte, un deporte, una fiesta interactiva, un mecanismo para alentar a jovenes creativos con pocos recursos, una forma de descubrir nuevos talentos y una estrategia eco de crear con materiales de descarte, con desechos. Tal vez suena a mucho, pero lo que si pasó es que hubo una mística especial, y fue un gran programa de viernes para todos los que tuvimos la oportunidad de estar ahí. No digan que no les avisé…Pero ¿qué es Style Wars? Básicamente es un duelo de diseñadores, que deben armar un outfit con materiales de desecho, y en 4 minutos. Euforia garantizada, una explosión creativa, un gran delirio, algunas veces mágico, otras veces medio berretón, pero no se puede negar que despertó grandes pasiones y cantos de cancha.
Algunas imágenes del battle field, los outfits que se enfrentaron:Las semifinales y la final fueron especiales. En las semi, les daban una pila de materiales sorpresa y tenían que elegir, más bien manotear rápido para ver qué podían hacer con eso. En la final había dos cajas. En una, bolsas de basura; en la otra, un vestido de novia. Y era al azar. El tema era: “Mi novia Punky”. En esa contienda se definió al ganador.
La final más reñida, con Tranqui Yanqui (con las bolsas de basura, a la izquierda) y Copete (con el vestido de novia, a la derecha).El ganador fue Copete, y el encargado de definirlo con su voto fue Ricky Sarkany, quien argumentó que era más simple construir un vestido punk con bolsas de basura que con un vestido de novia (what?). La dupla Copete viajará a representar argentina en la final mundial de Style Wars, en Nueva York. Merde!
Por supuesto, después llegó la fiesta, con Alex Kid y Laresisfuckedup Crew.

Fotos: http://www.modahypeada.blogspot.com

Anuncios