Iván de Pineda lanzó Bully, una línea de sweaters de cashmere muy cocorita

Era cuestión de esperar: en algún momento, Iván de Pineda tenía que sacar una línea de ropa. Y lo hizo de una manera muy auténtica. Porque cualquiera que lo haya conocido personalmente (tuve el placer de charlar con él en varias oportunidades), sabe que siempre lleva sus sweaters de cashmere azul y gris y trata de que todos tengan su cashmere, los defiende públicamente cada vez que tiene oportunidad. Y justamente, Bully: the cashmere shop es una línea de prendas de cashmere, una lana de cabra muy costosa. Pueden ver que es exactamente el cashmere en otro post. La marca surgió en conjunto con sus amigas y ahora socias María Montalembert y Leonor Tanoira, dos mujeres ligadas a la industria de la moda. Bully es una línea de prendas muy simples: hay sweaters lisos con escote redondo, escote en v, también sweaters con charreteras y textura de nido de abeja para hombre, sweaters a lunares, bufandas, pashminas, mantas y algunas remeras con frases alusivas a la marca. Hay ropa para chicos también.
Bully crea y produce sus productos en Mongolia Central, la cuna del cashmere. Allí se compra el hilado, y se lleva a cabo el proceso de teñido y confección de sweaters, bufandas y mantas. Las remeras son producidas en argentina. El logo se inscribe a la tradición zoológica de la moda: un gallo (aunque en la imagen parece una gallina). La explicación: porque el gallo es peleador, como indica el nombre bully, una especie de busca roña.En el evento estuvieron Maju Lozano, y las diseñadoras María Cher y Jazmín Chebar y mucha gente desaforada, comprando sin parar. Un detalle: el cashmere que Iván lleva puesto es un adelanto de lo que se verá en la colección de verano. Ante un menú criollo de carbonada, guiso de lentejas y sopa de calabaza muy acordes al día (hacía frio), la gente recorrió la bellísima casa en la que funciona el local, ubicado en Palermo.Más info: Thisisbully.net

Fotos: cortesía Bully.

Anuncios