Lancôme cumplió 75 años y lo celebró con una noche parisina en el Alvear Palace

El jueves pasado estuve en la noche parisina organizada con motivo del 75 aniversario de la marca de make up y belleza Lancôme. Fue una celebración increíble en el Salón Versailles del Alvear Palace, que estaba íntegramente ambientado como la cuidad: con sus pequeños cafés, tiendas de flores, la torre Eiffel repleta de luces, por supuesto, y señoritas estilo Moulin Rouge que deambulaban entre la gente.Esperé las fotos de prensa porque las mías eran tremendas, no se veia nada, todo una gran luz roja… solo les muestro una, porque quedó mas o menos gracias al sr. fotógrafo profesional que se paró delante mio y me ayudó con su flash.Hacía muchísimo frío, así que costó bastante lograr el Dress Code que venía impreso en el enorme tarjetón de la invitación: “Ultra-Chic”. Y las interpretaciones fueron múltiples, pero hubo plumas, perlas, y muchísimas lentejuelas. El lugar estuvo repleto de celebrities: Graciela Borges pasó un rato charlando con Claudia Fontán. Vemos a Claudia bajo una réplica del arco de triunfo que estaba al ingreso del salón. La Brédice paseó con su novio, que parece un miembro perdido de los Pistols y tenemos que aclarar que no estaba precisamente de excelente humor, aunque siempre impecable.Mientras que Sofía Reca (ex novia de Nacho Viale) recorría el lugar con su panza de embarazada (ahora junto a Tomás Yankelevich -hijo de Gustavo y Cris Morena). Chicas, hay que reconocer que Sofía debe ser muy tolerante, porque pasar de Mirtha y Marcela Tinayre a Cris Morena no es chiste. Concepción Blaquier muestra las botas que creó para Prüne este invierno. Marta Minujin, como siempre, con su mono, pero esta vez en un tono dorado shoking. Y Millie Stegman un poco informal para el ultra chic. Dolores Trull muy chic pero se debe haber muerto de frío (fue una de esas noches de “ola polar”, que hacía 2 grados).
En esta imagen vemos al ambientador Javier Iturrioz junto a Myrna, responsable de relaciones públicas de la división de lujo de L’ Oréal, divina, como la reina de la fiesta, con un vestido con miriñaque que fue creado especialmente por Mónica Socolovsky, de Sathya.
El catering: la clásica mesa de quesos del Alvear nunca falla, pero esta vez fue acompañada de un buffet compuesto, en su gran mayoría, por pescados y frutos de mar: cocktail de langostinos, vieyras, y salmón en diferentes estados (ahumado, caramelizado, cocido). Delicioso.
Además de celebrar, la firma presentó su nuevo producto: la máscara Hypnôse Precious Cells, cuya fórmula es capaz de optimizar la actividad de las células madre actuando sobre su entorno, permitiendo desplegar el poder de autoregeneración. Como imagen mundial de Hypnôse Precious Cells, Lancôme eligió a Julia Roberts, que estuvo presente en las pantallas y backlights instalados en el salón.

Fotos: cortesía Lancôme.

Anuncios