Las Oreiro mostró un look navy de los años 50 sobre el río, en el Puente de la Mujer

Como les prometí, la cobertura del desfile de Las Oreiro que se hizo sobre el río, en el Puente de la Mujer, construido en Puerto Madero por el arquitecto catalán Santiago Calatrava. No quisiera ser reiterativa, porque les conté de la colección en el adelanto, cuando mostré la campaña. Y las imágenes no hacen sino reforzar el concepto: navy y el film Lolita. La cita fue el miércoles por la tarde, y Puerto Madero estaba revolucionado: en un back en un departamento cercano, las modelos se prepararon hasta que se acercaron a un gazebo que funcionó como vip en el que se reunieron antes de salir a la pasarela. Un dato es que se rumoreaba que Chloé Bello haría su primer desfile después del accidente de Gustavo Cerati, pero a último momento decidió no hacerlo.
Puden ver claramente la combinación clásica del navy, el rojo, azul y blanco, que se articulan en rayas, moños, corazones, flores que mantienen el estilo de Las Oreiro.
Los vestidos de noche son uno de los pilares de la marca: se trata de vestidos lisos strapless con escote corazón, drapeados en tul y corte sirena que con cada temporada mejoran más la confección. El denim, la gran novedad de esta temporada (junto a las gafas de sol), mostró el desarrollo de la moldería que, según la misma Natalia, busca levantar la cola, y favorecer a las chicas con curvas.

Fotos: cortesía Las Oreiro.

Anuncios