El hallazgo de este verano: el agua termal

El verano pasado descubrí el protector solar en spray, una textura ligera, que se desperdiga sin que uno se llene de arena y que resulta muy efectiva. Bien, este verano descubrí el agua termal. Refrescante, apta para cualquier momento. Una bruma ligera que descongestiona casi de inmediato y te deja una sensación de frescura ganial.
No todos saben, pero estuve en Punta del Este por trabajo. Me la recomendaron y la compré: grata sorpresa. En este caso, es el agua termal de Avène, pero hay de otras marcas (Vichy, La Roche-Posay) y distintos rangos de precio.
El agua que probé yo es la que ven en la foto sobre una reposera, junto a mi traje de baño nuevo (de paso les cuento que a partir de este año Lacoste vende mallas en sus locales, de hecho hay un modelo que reproduce la textura de piqué de las chemises y era hermoso).

Se trata de un spray micronizado de agua del manantial de Avène, bacteriológicamente pura, mineralizada y con Ph neutro, que tiene varios usos: para hidratar la piel en ambientes secos, como un avión, para refrescarse y descongestionar la piel del rostro en la playa, para despejarse por la mañana, al despertar, para fijar el maquillaje, para desinflamar luego de cualquier acción que irrite la piel, como depilarse, incluso para relajarse después de mucho tiempo frente al monitor.
Al aplicarla, deja una especie de película protectora que dura un tiempo. Se puede aplicar cuantas veces sea necesario porque es agua termal pura, sin conservantes y sin fragancia.
Les recomiendo tener a mano un spray de agua termal en el bolso de playa. Viene en varios tamaños, entre ellos un travel size para llevar en la cartera.

Fotos: http://www.modahypeada.blogspot.com

Anuncios