La apertura de BAFWeek, rock y siluetas de los 60 en el estacionamiento del Alcorta

La apertura fue a lo grande: en el segundo piso del estacionamiento de Paseo Alcorta, AY Not Dead montó un show con reflectores killers y música industrial. Sobre el cemento alisado, armaron un circuito que recorrían los modelos, entre las columnas del estacionamiento.El estilismo fue sencillo, aún más que otras veces. Con modelos desaliñeadas, con un look masculino en algunos casos. La colección, The Beaux Arts, es un homenaje a las artes plásticas, en especial la pintura, escultura y dibujo, tal vez por eso los colores tuvieron un papel protagónico en el desfile: verde, burdeos, maiz, combinados en motivos gráficos, rayas, ondas, según comunica la marca, se inspiran en Salvador Dalí y Henri Matisse, entre otros. Más allá del imaginario que cada año la etiqueta construye detrás de la coleción, creo que hay un espíritu AY Not Dead que lo supera: el rock fagocita todo, con minivestidos al cuerpo, las clásicas t-shirts rockeras, las texturas glossy, los jeans skinny y altas plataformas de gamuza. Esta temporada, como siempre, la tendencia ochentosa estuvo muy marcada, con algunos atisbos del grunge de los 90 que recuerda los recitales umplugged de Nirvana (los jeans destroyed, por ejemplo). Y por otra parte, Mary Quant, con sus vestidos rectos y minifaldas y las siluetas propias de los años 60. El animal print (sigue presente el abrigo faux fur de leopardo que fue furor el invierno pasado), las transparencias, el encaje, el look army, los sacos sastreros, las texturas glossy, simil látex, y el cuero que sostiene la impronta rocker, potenciada por la musicalización, a cargo de Babasónicos y de DJ Diegors. ¿Más rock? En la primera fila estuvieron Charly García, sonriente y su novia Mecha Iñigo. El saludo final: Fotos: cortesía BAFWeek.

Anuncios