La tendencia dominante y renovadora en los Oscars: chicas de blanco

¿La mejor vestida? Probablemente Gwyneth Paltrow defina una de las tendencias más importantes: el blanco en los vestidos de noche. Se trata de un modelo muy especial: con un drapeado sectorizado de Tom Ford, que lleva una capa sobre los hombros. 
Lo destacó con un enorme brazalete y un anillo de flor muy importante, amopbos creados por Anna Hu, como en aquellas épocas en las que las joyas eran una de las grandes protagonistas.

 Milla Jovovich, impecable con uno de los modelos de tendencia, de un hombro destacado, creado por Elie Saab Couture, íntegramente bordado y un look años 50 en el make up y pelo. 

Nominada por “La chica del dragón tatuado”, Rooney Mara sorprendió con un modelo de Givenchy Couture de gran cola y espalda escotada que eligió a último momento. Lo lleva sin joyas ni demasiados accesorios, clean y bellísima. 

Y el matrimonio de Alberto de Mónaco y Charlene Wittstock sorprendieron por su elegancia al llegar a los Oscars. Ella con un modelo con transparencia en el pecho de Akris.  

Fotos: Getty Images.

Anuncios