Mishka Couture: una colección ecléctica, con detalles british y recursos de la indumentaria de los cowboys

Sastrería british, cowboy glam y variaciones sobre el denim. Mishka Couture presentó su colección de invierno en el marco del BAFWeek por primera vez. En las pasadas del desfile, con dirección de arte de Delia Cancela, surgieron citas a los rodeos y a los recursos propios de la indumentaria de cowboys.
Ecléctica, la colección mostró bordados en las carteras, chaquetas de gamuza con abalorio de flecos. Hay una amplia gama de cardigans tejidos a mano en tonos crudo o con patchwork y sweaters a rayas. Las camisas con cuellos con puntas de strass, mangas globo con tablas y silueta clásica van cerradas hasta el último botón citando lo modismos de Diana Keaton en “Annie Hall”.

Otro de los ejes es el tartán en distintos colores (azules y rojos, verde esmeralda) es un hit de la colección de zapatos, con otros textiles propios de la tradición inglesa (las estampas a cuadros y el símil tweed), que se trasladan a la línea de sastrería.
Los zapatos: hay chatas y mocasines (se destaca un modelo con print de pitón), y las clásicas plataformas y botinetas brutalistas que caracterizan a la marca. También variaciones de la bota College, que recuerdan la estética de las “Doc Martens”. 
Chelo Cantón y Diego Trivelloni -creadores de Mishka-, explican: “Pusimos énfasis en el humanismo de los años 70, la libertad para construir imágenes no lineales, el rescate de las etnias, del cine y la literatura”.

El apartado para la noche admite vestidos años treinta con encajes y transparencias, chaquetas de cuello Mao, cazadoras y chalecos derivados de ellas.

Fotos: cortesía BAFWeek.

Anuncios