Neon Chic, la gran tendencia que finalmente llegó a Argentina. Una nota de MH para FancyBlogs

Intensos, vibrantes y arriesgados. Desde los 80 y principio de los 90 llegan los tonos neón como una de las tendencias más fuertes para el verano 2013. Después de que Furla lanzara sus Candy Bags en plástico fluo, D&G lo hiciera con sus carteras de cuero, y Christian Louboutin con sus pumps altísimos, H&M terminó de instalarlo en el mercado masivo con una colección en la que, desde la ropa interior hasta las gafas y los accesorios a las t-shits eran flúo.

El amarillo es la estrella, pero también en naranja, verde y fucsia. Y aunque esta tendencia buscó hacerse un lugar en Buenos Aires desde el verano pasado, este año lo logró con un eje: el Neon Chic. ¿Qué implica? Se trata de dosificarlo en pequeñas piezas (generalmente accesorios) de alta calidad en la confección y en las materias primas, y luego combinarlo con sencillas prendas de un guardarropas neutro.
La primera señal del éxito fue The Cambridge Satchel Company, una empresa con base en Londres que logró imponer su maletín flúo como la it bag del verano, cuando las bloggers más influyentes las adoptaron en sus looks. Así lo hicieron Betty Autier, Gala González y Carolina Engman, y pronto el bolso fue furor en Europa (actualmente es uno de los modelos más copiados). Un éxito para la tendencia que ya llega a las vidrieras: habrá que saber combinarla. Y divertirse mucho al hacerlo.
Fotos: cortesía de las marcas.
Esta nota fue publicada en la sección Fancy Blogs de Fancy Box. 
Anuncios