Mi primer Clivage: azul klein y una bocota, pulsión oral

1476171_727076833986686_2049823008_nConocí a Anita Brandt Bossi hace bastante, cuando yo trabajaba como editora en la revista Brando y me invitaron a customizar una cartera en la fábrica de Lázaro, donde ella trabaja como Directora Creativa. Durante estos años, volví a  verla varias veces, siempre en encuentros de prensa, pero el vínculo se hizo más estrecho cuando, junto a otras blogueras de moda, gané el concurso #BeLazaro y pude diseñar mi propio modelo de cartera. Fue ella quien me  recibió, una mañana de invierno en la que yo tenía fiebre y ella mucha paciencia, y colaboró a ordenar las ideas para llegar a la Minibag Hype, la bandolera que, si siguen este blog, seguramente ya conocen.
Pero hoy no hablamos de carteras, porque ella, junto a Vane Manassero, una compañera de trabajo, creó Clivage du Moi su proyecto personal, una idea que poco tiene de cueros, pero mucho de estampas.
la foto 3la foto 2 la foto 1“Clivage” significa Escisión del Yo. Según me cuenta Anita, es un mecanismo que utilizan los psicóticos para lidiar con la frustración. “Básicamente cuando algo no sale como está planeado hacen una fragmentación de la realidad y empiezan a vivir con dos “yo” que conviven perfectamente, pero uno de ellos lo hace en una fantasía absoluta’, me explica en un cruce de mails en el que celebramos el lanzamiento. Con ese concepto, partieron para crear las estampas y jugar con la terminología y las imágenes que representan bocas (etapa oral sádica) y ojos (pulsión escópica) y el complejo de castración. Mi primer Clivage es una bocota azul Klein.
1475892_733159883378381_595977766_n971578_731469370214099_1880859980_n

La idea es renovar las estampas, los colores, los ejes pero mantener la tipología del buzo. La campaña, es responsabilidad de Lupe Bossi Brandt, la genia que nos hizo las fotos de la acción de bloggers by Lázaro, la hermana de Anita. Celebro esta iniciativa personal que explora otros aspectos. Pronto, me van a ver con el Clivage puesto.

Anuncios